La Inquisición en 2015

¡Quemen a la Doula!
Ha vuelto la inquisición en forma del Consejo General de Enfermería, hermanas.
http://www.informedoulas.com/

Muchos de ellos, precísamente, los de las prácticas arbitrarias, los de la infantilización de las mujeres, los de la violencia obstétrica, los que promueven la ocultación, el miedo y la expropiación de nuestros propios cuerpos.

No se nos escapa la tremenda lectura de género que oculta este ataque, esta configuración del discurso sobre las doulas, mujeres, al fin y al cabo que manejan saberes e información, y que trabajan, de un modo u otro, con el empoderamiento de otras mujeres, que tejen redes, que cuidan y acompañan.

Las doulas sustituyen a esas miembras de la manada, la tribu, del clan, de la familia, que durante el embarazo, y sobretodo el parto o el puerperio, aportan ese sostén basado en la experiencia y en los afectos a las madres, esas figuras que la estructura patriarco-capitalista de nuestra realidad ha borrado del mapa imponiendo otras lógicas y otros ritmos. Ante la soledad de una mujer inmovilizada, sobremedicalizada y privada de alimento, agua, y a merced de cualquier práctica agresiva y no consultada “en pos de la ciencia médica” y sin más compañía que una persona de confianza -y no siempre- en un frío quirófano de cualquier hospital, la figura de la doula viene a proponer otro modo de sentir, parir, y nacer, otro modo de vivir la maternidad consciente y deseada para las mujeres que así lo deciden.

No permitiremos que este neo-Malleus Malleficarum en forma de “Informe Doula” arrase en su pira con décadas de concienciación, trabajo y empoderamiento. No dejaremos que las mujeres vuelvan a la soledad, a la invasividad y virulencia de la obstetricia clásica ni de la ciencia médica hegemónica y patriarcal para la que nuestros cuerpos no valen nada. No consentiremos la penalización de su labor y su trabajo. No permitiremos que nos cuelvan a repetir “pero bueno, ya está, no lo pienses más, tienes unx niñx sanx”, PERDONA, PERO MI PROCESO, MI CUERPO Y MIS EMOCIONES TAMBIÉN IMPORTAN, porque NO SOMOS RECIPIENTES. No toleraremos más mujeres incapacitadas y mutiladas después de un parto, la EPISIOTOMÍA es violencia machista, y eso no lo hacen las doulas, lo hacen LXS MÉDICXS Y ENFERMERXS. No permitiremos que se infunda el miedo ante el desconocimiento con manipulaciones, falacias y mentiras. Las doulas no asisten, acompañan. El instrusismo es una falacia, así como es una falacia el supuesto peligro que suponen para las madres y para les niñes, cuando el único miedo que hay aquí es el vuestro, el miedo de la ciencia médica a ser cuestionada cada vez más.
Ellas saben. Y por eso son peligrosas.

Ellas son las brujas a las que hay que quemar, las doulas. Antes las llamaban comeniños y esposas de satán, ahora las llaman sectarias y placentófagas.

P.D. Nos encanta esa maravillosa lectura que tiene uno de los puntos que más miedito les da al colegio de enfermerxs: QUE MEDIANTE UNA PRÁCTICA SECTARIA, LAS DOULAS APARTAN AL PADRE DEL PARTO Y EL NACIMIENTO. Ya, bueno, sí. Primero, eso lo decís vosotrxs, y segundo, resulta que PARIMOS NOSOTRAS, y no ellos. Y A PELARLA, así es la vida, machienfermeros. No, si encima quieren ser lor protagonistas también del parto.

Más info desde “El parto es Nuestro”: http://www.elpartoesnuestro.es/…/alegaciones-al-informe-dou…

doulas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s