Me gusta ser una calientapollas

CALIENTAPOLLAS= Concepto.

Dícese de toda aquella persona diagnosticada “mujer” al nacer que se relaciona con otras diagnosticadas “hombres” de manera cordial y afectuosa. Algunos biohombres heteros se sienten atraídos por esas biomujeres que los tratan como “iguales”, es decir, que a la hora de relacionarse no atienden a lo que su interlocutora o interlocutor tiene o no entre las piernas. Ella sabe que el sexismo apesta.

El esquema de pensamiento y proceso de ¿racionalización? del machirulo es simple: “Si me toca, es amable y me cuenta cosas, es que quiere enrollarse conmigo…” Claro. De toda la vida. Eso siempre es así. Entonces el machirulo mete cuello y ella dice algo así como: “Qué va tío, que me caes muy bien y te aprecio un montón, pero no me quiero liar contigo”. En ese instante, la chica amable, simpática afectuosa y deseable pasa a ser una “¡CALIENTAPOLLAS!” así sin transición ni nada. Esto no deja de ser contradictorio para el confundido machirulo… por una parte le gusta que la chavala lo trate cariñosamente y establecer vínculos con ella, le gusta que se relacione así, por eso se siente atraído por ella, pero no entiende que la amistad no esté siempre erotizada. Su nivel de tolerancia a la frustración está a la altura del inglés de Ana Botella. Le molesta que no quiera follar con él o que no desee mantener una relación sentimental. “¡Si me pone la mano en el hombro y me da besos y me cuenta cosas personales!”- dirá el machirulo, que en esos momentos se siente rechazado.

Desde Memes Feministas queremos apropiarnos de este gran concepto, muy usado para domesticarnos en la pre-adolescencia, la adolescencia y ¡qué digo! la vida adulta.

¡¡¡AÚPA ESAS CALIENTAPOLLAS!!!

CALIENTAPOLLAS= Concepto.

Dícese de toda aquella persona diagnosticada “mujer” al nacer que se relaciona con otras diagnosticadas “hombres” de manera cordial y afectuosa. Algunos biohombres heteros se sienten atraídos por esas biomujeres que los tratan como “iguales”, es decir, que a la hora de relacionarse no atienden a lo que su interlocutora o interlocutor tiene o no entre las piernas. Ella sabe que el sexismo apesta.

El esquema de pensamiento y proceso de ¿racionalización? del machirulo es simple: “Si me toca, es amable y me cuenta cosas, es que quiere enrollarse conmigo…” Claro. De toda la vida. Eso siempre es así. Entonces el machirulo mete cuello y ella dice algo así como: “Qué va tío, que me caes muy bien y te aprecio un montón, pero no me quiero liar contigo”. En ese instante, la chica amable, simpática afectuosa y deseable pasa a ser una “¡CALIENTAPOLLAS!” así sin transición ni nada. Esto no deja de ser contradictorio para el confundido machirulo… por una parte le gusta que la chavala lo trate cariñosamente y establecer vínculos con ella, le gusta que se relacione así, por eso se siente atraído por ella, pero no entiende que la amistad no esté siempre erotizada. Su nivel de tolerancia a la frustración está a la altura del inglés de Ana Botella. Le molesta que no quiera follar con él o que no desee mantener una relación sentimental. “¡Si me pone la mano en el hombro y me da besos y me cuenta cosas personales!”- dirá el machirulo, que en esos momentos se siente rechazado.

Desde Memes Feministas queremos apropiarnos de este gran concepto, muy usado para domesticarnos en la pre-adolescencia, la adolescencia y ¡qué digo! la vida adulta.

¡¡¡AÚPA ESAS CALIENTAPOLLAS!!!

MEME CALIENTAPOLLAS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s