¡Bolleras!

Con esta frase, tan coreada en las manis, queremos reivindicar el lesbianismo como opción política. Más allá de referirnos a la orientación del deseo o de limitar el lesbianismo a con quién mantienes relaciones sexuales, concebimos éste como lugar de enunciación política desafiante al régimen heterosexual.

Nos explicamos basándonos en algunas autoras que arrojan luz sobre esto. La teórica y activista lesbiana Adrienne Rich ya en 1980 habla de heterosexualidad obligatoria para referirse a un modelo relacional, económico y político que se nos impone al darlo por hecho, al naturalizarlo y normalizarlo, el cual, además, se basaría en un sistema sexo/género (concepto acuñado por Gayle Rubin) dicotómico y jerarquizado. Asimismo, Monique Wittig, lesbiana feminista materialista francesa, nos habla de la heterosexualidad como “régimen político” y del pensamiento heterosexual como un eje de ordenación social económico, político y social. Es decir, la heterosexualidad no sería ya una pretendida unión “natural” entre “hombres” y “mujeres” esencializados, sino toda una base de pensamiento y organización social (pensemos en la familia nuclear y su estrecha relación con el capitalismo -al dividir el trabajo en productivo y reproductivo, al asociarlo a los dos géneros, al garantizar la propiedad privada…). Posteriormente, se acuña el concepto “heteronormatividad” o “norma heterosexual” que tanto ha servido a la teoría queer y los feminismos para politizar lo que se concibe como personal y privado. Lo personal es político, nena!!!

Nos interesa la provocadora enunciación de Monique Wittig; “las lesbianas no somos mujeres”. Que no panda el cúnico!!! Ella lo explica muy bien. Copiamos!: “”lesbiana” es el único concepto que conozco que está más allá de las categorías de sexo (mujeres y hombres), porque el sujeto designado (lesbiana) no es una mujer, ni en lo económico, ni en lo político, ni en lo ideológico. Porque de hecho, lo que constituye una mujer es una relación social específica con un hombre, relación que otrora hemos llamado servidumbre, relación que implica obligaciones personales y físicas, tanto como obligaciones económicas (“asignación a residencia”, tediosas tareas domésticas, deber conyugal, producción ilimitada de hijos e hijas, etc.), relación de la cual escapan las lesbianas, al negarse a ser heterosexuales. Somos prófugas de nuestra clase, de la misma manera que las y los esclavos “marrones” norteamericanos lo eran cuando se escapaban de la esclavitud y se volvían mujeres y hombres libres. Es decir que es para nosotras una absoluta necesidad, así como para ellas y ellos. Nuestra sobrevivencia nos exige contribuir con todas nuestras fuerzas a la destrucción de la clase — la de las mujeres— en la cual los hombres se apropian de las mujeres. Y esto solo se puede lograr a través de la destrucción de la heterosexualidad como sistema social, basado en la opresión y apropiación de las mujeres por los hombres, la cual produce un cuerpo de doctrinas sobre la diferencia entre los sexos para justificar esta opresión”. Toma ya, no? Potente, potente!

Es por todo esto que las lesbianas desafían, por una parte, el propio constructo “mujer”, y por otro, el régimen político heterosexual hegemónico, y por eso le duele tanto al poder. Todo ello nos ayuda a entender por qué les jode tanto “con quién nos metamos en la cama”, justamente porque no es eso lo que les machaca; lo que les repatea que pongamos en cuestión todo el tinglado político-económico-social que se han montado para mantener el orden impuesto, el status quo y, por ende, los privilegios de unos pocos.

Ojo! que nos parece fantástico quien se quiera autonombrar como mujer y lesbiana pero también quien quiera hacerlo únicamente como lesbiana o únicamente como mujer. Cada cual con su autodefinición. Por esto, para respetar estas definiciones, escribimos “mujeres, lesbianas y trans” (lo aclaramos porque muchas veces nos lo han preguntado).

Así que, beibi, folles con quien folles, lesbianismo político, radical y antiheteronormativo siempre!!! Bollera, yo soy bolleraaaaaaaa!

PD. Recomendamos este artículo chulo de nuestrx amigx M en conflicto.

121

Anuncios

2 pensamientos en “¡Bolleras!

  1. Pingback: ¡Feliz día de la visibilidad lésbica! | Memes Feministas

  2. Pingback: Nena, la heterosexualidad está OUT! | Memes Feministas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s