zas! la sartén

Y una mierrrrda!

[De la saga zas! llega… la sartén]

Ppppffffffffffff…. Ojhú, por favó. A ver, el patriarcado es un sistema de ordenación social que produce sujetos generizados y binarios: hombres y mujeres, pero sobre todo, JERARQUIZADOS. Estamos de acuerdo con Beatriz Preciado en que el propio género ES violencia, que nos afecta a todxs en tanto en cuanto nos asigna actitudes y roles en función del diagnóstico médico (y político) recibido al nacer. Es decir, que te digan que tienes que jugar a los camiones por tener pene (porque además, se genitaliza el sexo, cuando en principio va más allá de los genitales) y jugar a ser mamá por tener vagina ES violencia. Sin embargo, hay una valoración social diferente -desigual- hacia lo que es percibido como masculino y asociado al dichoso falo y hacia lo considerado femenino, lo cual nos coloca a nosotras en una posición inferior en la balanza y les otorga privilegios a ellos.

Muchas personas nos han dicho “ya, pero es que a mi amigo le insultaron por la calle por ser afeminado”. Claro, porque no se ajustaba a las normas de género. Sin embargo, las mujeres pillamos por todos lados: si somos marimachas, bordes, decididas , putas o no cuidadoras, somos transgresoras, desobedientes al género y, por lo tanto, “merecemos un castigo”. Pero si seguimos a rajatabla la definición hegemónica del “deber ser” mujer también pillamos: realizamos trabajo doméstico y de cuidados no remunerado ni valorado socialmente, recibimos un montón de violencia en forma de maltrato en la pareja, acoso callejero, laboral, feminicidio, educación sexista, objetualización, invisibilidad de todo tipo y un largo etcétera. Es decir, las mujeres sufrimos violencia por el mero hecho de serlo. Un tipo, por el hecho de ser hombre normativamente hablando, no sufre opresiones. Las padece cuando transgrede esos constreñimientos del género impuesto.

Por eso siempre hablamos de “mujeres y seres desobedientes al sistema sexo-género hegemónico”, pero también tenemos claro que se trata de opresiones diferentes. (Ojo! que por ser maricas no estáis exentos de ejercer opresiones relacionadas con el género. Pronto un meme sobre esto). Antentos, atentos, mahirulitos cutrequeers

Además, el género se intersecciona con un montón de ejes de opresión como la raza, la clase, la sexualidad, las normas corporales, la procedencia, la edad… que hacen que las opresiones no sean iguales para todas, ni mucho menos! aunque un cierto tipo de feminismo blanco – burgués – occidental nos haya querido hacer creer que sí. Así que… al lorito.

115

Anuncios

2 pensamientos en “zas! la sartén

  1. Pingback: Sí, claaaaro | Memes Feministas

  2. Pingback: Buaaaah! | Memes Feministas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s