“Yo no he sío, ha sío este”

Proceder Machirulo nº 107:

-Echarle la culpa al otro

Nunca un machirulo que te coje el culo sin tu permiso va a decirte en tu cara que es el culpable. Hay una doble moralina inserta en ese comportamiento recurrente pero poco agradable a la hora de reconocerlo. El machirulo, por muy machirulo que sea, sabe que hay algo que no encaja. Que lo que a él le parece pellizcar un culito tierno es en realidad una agresión sexual, tocar a alguien sin su permiso. Estas agresiones sexuales que todas hemos sufrido más de una vez en la vida, son las culpables de que tomemos el espacio de manera diferente a los hombres. Estas, y que no nos temen. Nunca les ha pasado que la que se da la vuelta después de haber sido agredida les haya pegado un ZAS EN TODA LA BOCA!. Entre otras cosas, son las culpables de que a nosotras se nos enseñe a no enseñar demasiado, a no “provocar”, a no acercarnos mucho, a mostrarnos encerradas, a tomar el espacio de manera recatada, pero lo que es curioso es que a ellos, los machirulos, no se les enseñe a no tocarnos sin nuestro consentimiento. Pero sí se les enseña el disimulo: “Yo no he sío, ha sío mi colega”.

63

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s